UNA HISTORIA INCREIBLE TRES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

UNA HISTORIA INCREIBLE TRES

Mensaje  LEON GETZEL el Miér Ago 26, 2009 3:08 pm

Siguió con su relato don Ñaupa y me dijo:

- Mire don Leon quedé mas asustado que ñandú cuando lo corren. Pero al cabo de un rato ya conviersaba y daba señas de vida.

- Torcuato dijo:

- - Vio don Ñaupa que acá hay que andar con cuatro ojos, estas bestias son muy inteligentes y saben como deben atacar, lo que le pasó a se lo via a explicar.

- Cuando usté se acostó el bicho lo olfateó pa ver si estaba vivo, lo dispreció por que andaba sin hambre, pa que se lo iba a comer, se ve que ya había desayunado ja ja ja.

- Ansina que tuvo mucha suerte don Ñaupa.

- Si ya veo por eso estoy vivo.

- Ermenegildo propuso salir de ese lugar y buscar otro mas cubierto, mas protegido.

- - De acuerdo dijo Torcuato y levantamos campamento.

- Al rato entre malezas entrelazadas que cortábamos con el machete anduvimos una media hora y acampamos en un claro al lado del río.

- Eso me gustó, veíamos la luz del sol, nos bañamos en el río, era otra cosa.

- El viento nos acariciaba, sentados mateamos.

- Dijo Torcuato:

- Todo está bien pero no se olviden que hasta áhura no cazamos nada, ansina que habrá que apuntar bien.

- Si Torcuato es cierto veremos.

- Dormíamos tranquilos a la intenperie, cuando sentimos gritar a Ermenegildo que quería safarse de una boa conscriptor, enorme que lo envolvió, cuchillo en mano le cortaba lo que venía, la picadura lo mataría. Se lo iba a tragar entero.

- Nosotros no sabíamos que hacer, Torcuato se prendió de la cola yo del medio y Ermenegildo le agarró la cabeza, los facones cortaban, la sangre saltaba pa tuitos laos.

- Ermenegildo se ahogaba, todos revolcao en el suelo luchábamos como salvajes, era un bicho muy grande, pero cedió, Torcuato consiguió cortarle la cabeza que rodó. Aflojó del todo, y lo dejó libre.

- Medio muertos quedamos todos, pero Ermenegildo se salvó.

- Al rato casi mudos nos mirábamos solamente.

- Yo dije: era grande el disgraciao.

- Si dijo Torcuato hay siempre alguno de estos.

- Pasó el susto, Ermenegildo le rezaba un padre nuestro al TATA DIOS.

- Dispués de este susto poca ganas nos quedó pa seguir, desalentaos nos mirábamos asustaos.

- Torcuato dijo:

- -Miren chamigos, no se me achiquen, cambiará todo cuando hagamos blanco a algún animal.

- Torcuato dijo:

- Vamo a dir a la espesura, mirando bien siempre andan merodeando.

- Vamos, dije yo.

- Asintió Ermegildo y partimos escopeta en mano.

- En la espesura era difícil ver, pero nuestros óidos escchaban, nuestros ojos veían atrás de las ramas, muy atentos esperábamos la presa.

- Nos quedamos quietos, con señas de Torcuato nuestras escopetas esperaban disparar.

- Y apareció un tigre, dispuesto a atacarnos, se arrimó con rugidos que asustaban, gritó Torcuato:

- Tiren y serenos sin miedo apuntando bien le pegamos, cayó el tigre mal herido, jadeante se moría, sorprendidos, contentos nos acercamos, era muy grande, con rayas oscuras, era un muy lindo, Torcuato dijo:

- Es un tigre de bengala, raza pura.

- Nos reíamos. Vimos como se murió, daba pena, quedamos serios.





FINAL

DEL TRES

-

LEON GETZEL

Cantidad de envíos : 228
Fecha de inscripción : 30/03/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.